Español: Integrating Mindfulness in Parenting Education Classes

Fotografía en primer plano de una persona con los ojos cerrados
Foto por Alexander Krivitskiy en Unsplash

Por Megan McQueen

Como madre, he encontrado que el espacio es el camino para ser lo mejor que puedo ser. Necesito espacio para cultivar mis intereses, pero también espacio entre un evento y mi reacción. En ese momento puedo recuperarme, calmarme y elegir cómo quiero reaccionar. Poner este simple concepto a trabajar es mucho más complicado de lo que parece. Requiere de práctica y dicha práctica es la meditación.

Algunas personas pueden pensar que la meditación es algo religioso, así que podemos hablar de estos métodos como la práctica de la conciencia plena en lugar de meditación.
Considere usar estas ideas e investigación como una guía para sus clases de educación para la crianza:

¿Por qué? Hay mucha investigación que muestra que los padres tienen mejores respuestas hacia sus hijos después de practicar la conciencia plena. Muchos padres y madres dicen que se pierden en el momento y se olvidan de usar las estrategias para la crianza. La simple práctica de enfocarse en la respiración, puede tener un efecto dominó sobre las emociones, las respuestas y las relaciones. Practicamos no juzgar nuestros pensamientos, lo que nos recuerda extender esto a otras personas. Piense en aprender más sobre cómo la conciencia plena puede respaldar a los niños. (Estos enlaces están enfocados en la infancia temprana, pero se traducen a otras edades también). Empiece su práctica y note cualquier efecto. Tenga en cuenta que se requiere de consistencia y tiempo para ver el cambio.

Agregue momentos de conciencia plena al inicio y al final de sus clases. Encontrar nuestro centro puede ser un cierre poderoso para sus clases. Un momento para cerrar los ojos, respirar profundamente y dejar ir al mundo exterior puede ayudar a traer presencia a su tiempo juntos. Trate de extender esto por varios respiros o varios minutos. Pida a sus familias que elijan una intención para su tiempo juntos, para dar un enfoque. Termine las clases con otro respiro profundo. Pida a las familias que se pregunten entre sí cómo se sienten al final de cada curso. Practicar esta simple técnica de tomar un respiro puede ser una estrategia que las familias pueden llevarse con ellas para centrarse a sí mismas fuera de la clase. Les permite parar, pensar sobre cuál es la decisión que quieren tomar y tener acceso a las herramientas de las que hablaron en sus clases. 

Modele la conciencia plena. Cualquier persona puede practicar la conciencia plena. Ver las caras de sus familias (si es culturalmente aceptable), saludarlos usando sus nombres, sonreír y decirles que agradece su presencia en el grupo. Estas habilidades, igual que cualquier otra, pueden enseñarse de forma explícita. Si una persona en su clase le hace una pregunta complicada, puede tomar una pausa, respirar y decir: “voy a tomar un respiro para centrarme y darme la oportunidad de tomar una pausa y pensar cómo responder”. Modelar y enseñar los pasos para tomar una pausa antes de reaccionar puede ser algo revolucionario para todos, especialmente en la crianza.

Comparta las técnicas para practicarlas en casa. Considere dar a las familias un par de estrategias para que las pongan en práctica en casa. Mi idea favorita es tomar un momento para realmente abrazar a sus hijos. Si las personas están abiertas al contacto físico, sugiérales que abracen a sus hijos en las mañanas y en las noches por más tiempo de lo normal. Cuando normalmente se separan del abrazo, que sigan abrazando por un rato más. Que cierren sus ojos. Que piensen qué tan profundamente aman a su hijo/a. ¿Qué tan alto/a es? ¿Cómo se sienten sus cuerpos junto al de su hijo/a? Que se empapen en el aroma y en el efímero momento. ¿En qué parte de su propio cuerpo sintieron el amor? 

No hay un padre o madre “perfecto”. Integrar la conciencia plena a las estrategias de crianza nos puede ayudar a todos a ser más amables con nosotros mismos y con los otros. Es posible que podamos librarnos del estrés de forma más fácil y quedarnos con los momentos de alegría Llevar la conciencia plena a nuestras clases de educación para la conciencia plena les ofrece a ustedes y a sus familias la oportunidad de construir sus cajas de herramientas para conciencia plena al mismo tiempo en que practican estas habilidades en tiempo real, juntos. 

Libros/Recursos:

Para adolescentes y adultos:

Megan McQueen es una mujer de buen corazón, maestra, capacitadora, asesora y escritora. Basa su trabajo en la educación empática, para lo cual imparte un fuerte sentido de comunidad y habilidades sociales a aquellos con quienes trabaja. Megan prioriza el aprendizaje emocional y las habilidades de resolución de problemas. Cuando no está en el trabajo, lo más probable es que esté jugando con su esposo, sus dos hijos y su cachorro. 

X
X
%d bloggers like this: